Por: Patrick Ewers

Dar las gracias con más frecuencia puede parecer un consejo obvio, pero el hecho es que la gratitud es una de las formas más poderosas y menos utilizadas para proporcionar interacciones relevantes, significativas y valiosas a tu red.

La mayoría de las personas simplemente no lo aprovechan a su máximo potencial. En su lugar, solo están capacitados para decir «gracias» en respuesta a un evento o evento específico. Por ejemplo:

  • Un amigo ofrece un complemento,
  • Un empleado va más allá, o
  • Alguien ofrece una valiosa introducción

Y si bien todas son grandes oportunidades para expresar agradecimiento, hay una dimensión completamente diferente a la gratitud: el agradecimiento inesperado.

Lo que distingue a estos agradecimientos es que no se han solicitado por completo porque no están relacionados con nada que suceda en el momento. Como resultado, tu gratitud llega como una sorpresa agradable, genuina y sincera para la otra persona.

Los beneficios de un correo electrónico de agradecimiento inesperado

La gratitud inesperada puede ser increíblemente poderosa porque se hace fuera de las normas sociales o de la obligación social. Echemos un vistazo a tres grandes beneficios de expresar agradecimiento cuando otros no lo esperan.

1.- Haces de la otra persona el centro de atención.

Cuando dices «gracias» en respuesta a un favor que alguien hizo por ti, el enfoque del momento todavía está en ti. Pero cuando te acercas a alguien de la nada y les agradeces por algo inesperado, la atención se centra exclusivamente en ellos.

Esto a menudo los llevará a sentirse genuinamente apreciados y vincularán esa emoción positiva directamente contigo.

2.- Demuestras que realmente te importa

Cuando agradeces a alguien, especialmente de forma inesperada, envías un mensaje muy claro: me preocupo por ti y valoro nuestra relación.

Además, tu acto amable les muestra que estás pensando en ellos en un momento en el que no se espera que lo hagas, lo que a menudo hace que te tengan presente.

3.- Tú ofreces vulnerabilidad

Al expresar tu agradecimiento, te estás volviendo vulnerable. Estás diciendo: «No podría haber hecho esto solo. Necesitaba tu ayuda y te aprecio «.

La vulnerabilidad es una poderosa fuente de conexión. Al ser vulnerable a ti mismo, les das la oportunidad de hacer lo mismo, a menudo profundizando el vínculo que compartes.


Cómo decir gracias inesperadamente

Para expresar gratitud inesperadamente, debes ser intencional y proactivo en la búsqueda de oportunidades para hacerlo. Déjame darte un ejemplo rápido de cómo podría verse esto:

Primero, la situación: han pasado seis meses desde que uno de tus contactos te presentó a alguien que terminó convirtiéndose en un cliente importante. Tú enviaste un correo electrónico de agradecimiento genuino inmediatamente después de la introducción, y ese fue el final de la misma.

Ahora, seis meses después, decides enviar este correo electrónico:

«Parte del éxito que estoy teniendo te lo debo a ti, desde que me presentaste a ese cliente hace 6 meses, hemos concretado muy buenos negocios.
Gracias.»

¿Ves cómo eso probablemente sería más impactante que el correo electrónico de agradecimiento que enviaste inmediatamente después de la entrevista? Debido a que no se activó por obligación, es probable que tenga un impacto mucho más profundo en el receptor.

Ten en cuenta que no estoy diciendo que debas dejar de usar la gratitud desencadenada. Solo quiero decir que debes acostumbrarte a pasar un poco de tiempo cada semana pensando intencionalmente en quién y por qué estás agradecido, y luego expresar esa gratitud de una manera genuina y significativa.


21 grandes oportunidades para decir «gracias»

Puedes agradecer a alguien por cualquier cosa siempre que tengas sentimientos de gratitud genuina. Como con cualquier cosa, la autenticidad es clave y la gratitud no auténtica generalmente será notada y descartada por el destinatario.

¿Necesitas algo de inspiración? Estas son algunas de mis razones y oportunidades favoritas para escribir un correo electrónico de agradecimiento a alguien en tu red:

  1. Simplemente por ser un amigo,
  2. Por ser un socio de negocios confiable,
  3. En el aniversario de habernos conocido,
  4. En el aniversario de haber firmado un acuerdo,
  5. Por un pequeño favor que hicieron hace más de seis meses,
  6. Por los rasgos positivos que aprecias de ellos,
  7. Por ser un mentor,
  8. Por ofrecer su apoyo inquebrantable,
  9. Por nunca juzgarte,
  10. Por ofrecer consejos que hicieron una diferencia positiva en tu vida,
  11. Por presentarte a alguien de valor,
  12. Por una idea o concepto que te dieron,
  13. Por ser alguien en quien puedes confiar,
  14. Para presentarle una herramienta, software o práctica recomendada que aún utiliza hoy en día,
  15. Por ir más allá de algo pequeño,
  16. Por algo que hicieron por alguien que te importa,
  17. Por crear un gran contenido que ha sido valioso para ti,
  18. Por decirte la verdad (incluso cuando es difícil),
  19. Por inspirarte a superar dificultades,
  20. Por su comprensión honesta y comentarios sobre tu trabajo, o
  21. Por estar dispuesto a conocerte en primer lugar.

Ten en cuenta que estos son solo de inspiración. Considera desplazarte por los nombres en tu agenda, elegir a alguien al azar y preguntarte: «¿Qué puedo agradecerle a esta persona?»


Cómo decir «gracias» más a menudo

Cuanto más expreses tu gratitud, obtendrás más beneficios de tu red de contactos. Aquí hay dos consejos poderosos para convertir correos electrónicos de agradecimiento en un hábito automatizado.

1.- Evaluar cualquier y todo valor

Cada vez que percibas algo de valor, no lo dejes pasar inadvertido. Haz una nota consciente de ello.

Por ejemplo: digamos que un miembro del equipo hizo un trabajo increíble en un proyecto. Esto te brinda la oportunidad de agradecer a dos personas: tanto el miembro del equipo como la persona que lo presentó.

Cada vez que sientas ese «sentimiento cálido» de gratitud, has una pausa y pregúntate: «¿Por qué estoy experimentando esto?» Ve si puedes rastrearlo a una persona (o personas) que te ayudó a sentirte así. Y si puedes, ¡gracias a ellos!

Permíteme darte otro ejemplo para mostrar realmente lo sutil y simple que puede ser:

Imagina que inició una campaña de investigación que llevó a una cita clave con un nuevo contacto comercial. A pesar de que hizo la mayor parte del trabajo que llevó a esa campaña al éxito, fue idea de su colega comenzar la campaña en primer lugar.

Puede parecer muy lejano atribuir el éxito obtenido con tanto esfuerzo a su colega, pero puedes sentirte seguro sabiendo que realmente agradecerías un «gracias» genuino, especialmente si ese agradecimiento se hizo públicamente.

Nunca se sabe a dónde puede llevar esa gratitud. A veces, una pequeña experiencia puede llevar a cinco o más interacciones únicas y poderosas con tu red, lo que aumenta tu estado de ánimo y aumenta dramáticamente las posibilidades de que te envíen oportunidades increíbles.

2.- Intencionalmente Buscar Gratitud

Si tú eres como la mayoría de las personas, probablemente experimentes cálidos sentimientos de gratitud muchas veces a lo largo del día. El truco es entrenarte para ser consciente de ellos.

Como con cualquier hábito, se necesita práctica y esfuerzo. Déjame ayudarte a hacer rodar la pelota con un ejercicio rápido. El objetivo aquí es encontrar diez personas en tu red de contactos a las que puedas enviar un correo electrónico de agradecimiento. Esto es lo que quiero que hagas:

Regresa a la lista de 21 razones para expresar gratitud. Deténte y piensa en cada elemento de la lista durante 30–45 segundos. ¿Alguno de los nombres viene a la mente?

Por ejemplo: si estás en el elemento «Dale las gracias a un mentor», pregúntate quién te dio un valioso consejo que hizo una diferencia en tu vida, sin importar cuán pequeña sea. O piensa en un momento en que estabas luchando. ¿Quién estaba allí para ayudar?

Si has estado en el negocio durante más de cinco años, es probable que puedas encontrar al menos diez nombres. Y una vez que la lista esté completa, averigua quién no ha escuchado de ti en los últimos 30 días.

Si es superior al 50%, es probable que estés perdiendo oportunidades valiosas. Es muy probable que la mayoría de las personas en esa lista aprecien un inesperado agradecimiento, ¡así que comienza a escribir!


Artículo originalmente publicado en inglés en: Medium

Traducido por: TradeMasters

Respuestas